20080106

El manto

Mª Luisa de la Bandera clasifica los mantos en rectangulares, semicirculares y con mangas. Los rectangulares los separa según su tamaño y su forma de sujeción. Los semicirculares los distingue en abiertos y cerrados (BANDERA, 1977).
Es la última pieza de la vestimenta. Consiste en una pesada prenda que cubre los hombros, la espalda y los brazos de la figura. Es de tipo rectangular de gran tamaño, aparentemente sin broche y con colgantes pesados en las esquinas a tenor de los pliegues que ostenta (BANDERA, 1977), y deja entrever en un primer plano los collares.
Descansa en la parte superior de la espalda, ajustado al cuello, donde se acusa un pliegue a modo de estrecha solapa prolongándose hacia los lados, desde ahí comienza a caer, ensanchándose hasta formar pliegues escalonados en zig-zag, poniéndose de manifiesto el grosor y apresto de la tela. La solapa desaparece a la altura del medallón central reduciéndose a un pequeño resalte del borde hasta perderse en el límite de la base del busto, sugiriendo un espacio curvo en torno al área inferior del medallón central.
En los extremos superiores del manto se aprecia el perfil curvo que atribuimos al bulto de las hombreras A partir de éste se ve caer un grupo de pliegues laterales que acusan cierta tensión, cayendo hacia el eje de la figura, como si la modelo originaria hubiese estado sentada cogiéndose los bordes del manto con las manos o se unieran ambos con un broche, como en la figura en miniatura del Cerro de los Santos.
El tejido del manto posiblemente sería lana, como prenda de abrigo por excelencia que puede cubrir la totalidad del cuerpo.
En cuanto al color ya hemos expuesto nuestra opinión en otro lugar. Nos parece acertado decir que la policromía de la estatua debía de guardar relación con la realidad, que nos hace pensar en una combinación de colores rojos y azules. De modo que, si la mantilla y la toga son azules, el manto debe de ser rojo, y viceversa, si son rojas las prendas anteriores, el manto debe de ser azul.
Algún autor se apresura a proponer la reconstrucción parcial de la policromía a partir de la gama de colores del arte jónico arcaico (PIJOAN, 1934).
Tampoco deberíamos descartar alguna cenefa en su borde como ostenta magníficamente la Dama de Baza, de bella policromía.

Francisco Vives. "La Dama de Elche en el año 2000. Análisis, tecnológico y artístico". Ed. Tilde. Valencia.

10 comentarios:

Alejandro CD dijo...

Estimado Paco:

Como te dije, voy a escribirte un pequeño comentario para que, mediante el enlace, puedas visitar mi blog.
Espero que esta nueva asociación (por cierto, ¿tiene nombre ya?) dé sus buenos frutos y que sea un medio donde poder expresar nuestras ideas y opiniones acerca de los temas ilicitanos.
Recibe un afectuoso saludo.

Alejandro Cañestro

Anónimo dijo...

Hola me ha encantado visitar tu blog. ya que también yo soy una "amante" de la Dama de Elche.... me ha gustado mucho todo lo que cuentas con tanto detalle.
Gracias, seguiré leyendo actualizaciones.

Marisa dijo...

Muy interesante. Muchas gracias. Marisa

Elena Carnicero Hernando dijo...

Hola, me ha encantado este blog y lo he enlazado en el mío, dirigido a alumnos de Ciencias Sociales de primero de la eso.

Saludos cordiales.

Mayson dijo...

¡Que sorpresa, Paco!

Así que eres tú el autor!!! Tengo un ejemplar y no lo había relacionado contigo.

Te felicito porque el trabajo es muy bueno e interesante.

Un abrazo.

pacov dijo...

Muchas gracias Mayson por el comentario, pero no puedo identificarte. ¿Quién eres?

Mayson dijo...

Paco, lo siento.
No eras el Paco Vives que esperaba. He salido de mi error al hablar con él en el trabajo.

Sigo opinando que tu trabajo es muy bueno (Vaya, me quedaré sin tu firma en mi ejemplar)

Un saludo!

pacov dijo...

Bueno Mayson, por la firma no te preocupes, se puede arreglar, si no estás muy lejos podríamos tomar un café, a un admirador no se le puede negar y podrías preguntar dudas o lo que quieras. Un saludo.

Laiesken dijo...

Una feina molt acurada, felicitats.
Intentaré trobar el llibre a les llibreries que indiques.

Laiesken dijo...

Una feina molt acurada i interessant, felicitats !!!
Tant pels comentaris com pels dibuixos. Intentaré cercar el llibre a les llibreries que indiques.

També sóc admirador de la cultura ibèrica: des de Anserona (Nissan les Ensérunes) a Erne (Guardamar), i qualsevol traça que pugui aportar més coneixement a una cultura força desconeguda